Social Icons

.

4 de marzo de 2015

Claves de la felicidad (I): expectativas y resultados

La felicidad es más un camino que un destino, un proceso que un estado. Cada vez que logramos algo que esperábamos nos haría felices, comenzamos a sentir inquietud por la siguiente meta. Lo que está demostrado es que son las decisiones diarias lo que contribuye a la felicidad, por encima de los grandes logros que alcancemos. Así, planificar nuestra vida puede ayudarnos a tener una vida más feliz. Hoy hablamos de una de esas claves que contribuye a proporcionar felicidad, la forma en que gestionamos nuestras expectativas.
La felicidad depende en muchas ocasiones de las expectativas que nos planteamos en nuestra vida. Es decir, de los 'objetivos' que esperamos alcanzar. Cuando nos dejamos guiar por el entorno y nos planteamos objetivos inalcanzables o muy difíciles de alcanzar, podemos caer en la frustración. Con ello descenderá la autoestima y nos desviaremos de otros objetivos menores, pero que nos harían más felices. Por esto, debemos plantearnos unas metas realistas en la vida, que vayamos conquistando progresivamente, aumentando la autoconfianza y programando otros nuevos.

0 comentarios: