Social Icons

.

17 de agosto de 2009

La sombra



Es importante que comprendas que tienes una zona oscura que ocultas a todo el mundo y que es la mayor fuente de tu infelicidad. Cuanto más tratas de ocultarla mayor es tu desdicha. Todos tenemos al menos tres instancias sociales: el yo público que es quien todo el mundo cree que eres, el yo social que es quien tu entorno más próximo cree que eres y el yo íntimo que es quien sólo tú sabes que eres. Este yo íntimo puede estar más o menos cerca del yo social en función de tu sinceridad, tus remordimientos, tus culpas y tu capacidad para asumir los errores del pasado. En otras palabras, todo lo que ocultas sobre ti hace que tu yo íntimo, tu sombra, vaya creciendo y adueñándose de tu voluntad. Si dedicas tu vida a la mentira y al engaño sólo conseguirás agrandar esa sombra y vivir a sus expensas. Para luchar contra la sombra debes emplear la luz. La luz es la sinceridad, la verdad sobre tu vida. Tal vez pienses que eres diferente a los demás, que tienes más aspectos de tu vida que ocultar. Pero la luz demostrará que todo el mundo tiene su sombra. Cuando comiences a abrir tu interior hacia las personas de tu entorno descubrirás que no eres diferente a los demás y sentirás la liberación de despojarte de la inmundicia que contamina tu mente. Descubrirás que tus errores del pasado pueden ayudarte como lección para el futuro y si arrojas luz sobre ellos desaparecerán los remordimientos que te producen. Descubrirás que no tiene sentido dedicar una vida a ocultar algo que ya no forma parte de ti, sólo de tu memoria.

1 comentarios:

JOROBAR dijo...

¿Decir la verdad o ser sincero? Dos cosas que últimamente estoy aprendiendo a diferenciar